Encíclica sobre la ecología

Encíclica sobre la ecología
Clica en la foto para descargar la encíclica

lunes, 20 de enero de 2014

¡VIVA ESPAÑA EN PARÍS!
Artículo extraido de la web RELIGIÓN EN LIBERTAD
Gádor Joya reclama unidad de acción provida en Europa ante un París teñido de rojo y gualda

Miles de personas (45.000, según los organizadores) recorrieron las calles de París tras concentrarse en la Plaza Denfert Rocherau convocadas por En Marche pour la Vie (que durante toda la semana ha mantenido una fotografía con un enorme Viva España en rojo y amarillo), para protestar contra la ampliación de la ley del aborto que comenzará a debatirse este lunes en la Asamblea Nacional.

Desde la ley impulsada por Simone Veil (futura presidenta del Parlamento Europeo) en 1975, se ha llegado a que cada año en torno a 220.000 niños sean abortados en Francia, prácticamente el 25% de los embarazos: en total se calcula que han sido ya 8.600.000 niños los asesinados en el seno de su madre.

La nueva normativa francesa no sólo suprimirá el requisito actual de riesgo para la madre, sino que pretende limitar la libertad de expresión de los partidarios de la vidaamparándose en la supuesta coacción que supone sobre las mujeres oponerse a su legalización.

Tiene que ser toda Europa la que actúe unida

España se ha convertido en punto de referencia para los providas franceses, aunque Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, que fue invitada a intervenir en la concentración, destacó que la ley que prepara Alberto Ruiz-Gallardón supone "un paso al frente hacia una mayor, que no total, protección del derecho a la vida". Es más, "es posible que el Gobierno rectifique si no damos la batalla por la causa del derecho a la vida a una escala de la opinión pública europea".

Por eso la doctora Joya recordó que los partidarios de la cultura de la muerte se han puesto en marcha: "Las presiones sobre el Gobierno de mi país para que desista y retire su reforma está siendo enormes. Toda la industria del aborto y todos los grupos políticos y de opinión partidarios del aborto se están movilizando en Europa para ir a dar esta batalla a España. Si no nos ayudáis, si no actuamos juntos ahora, la reforma no prosperará y la oportunidad preciosa de que Europa empiece a legislar para proteger la vida humana se malogrará".

"El desafío es europeo, y la respuesta por nuestra parte también tiene que ser europea, global y conectada en redes de acción ciudadana cada vez más creativas y audaces", propuso Gádor Joya en unas palabras que buscaron sobre todo concienciar a los presentes de que la batalla en España está aún librándose y lo que allí se celebraba como una victoria en nuestro país está aún por realizarse y puede sufrir reveses.

Cuidado con la eugenesia
Alicia Latorre, presidenta de la Federación española de entidades Provida(www.provida.es) habló ante la multitud parisina de cómo la eugenesia e ideas de los años 30 vuelven a implantarse en Europa: "tras la terrible Segunda Guerra Mundial, la Declaración de los Derechos Humanos fue adoptada para evitar una vez más el horror y la injusticia de la eugenesia. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad aboga por la igualdad para todos . Incluso sin documentos, cualquier persona que tenga sentido común y corazón sabe que todos somos iguales y la sociedad es más civilizada cuando protege y cuida de la embarazada con un niño en su vientre". 

Alicia Latorre previno de que la eliminación de "enfermos" o personas consideradas "defectuosas" puede extenderse a otras edades en una cultura eugenésica.

"Un niño también puede enfermar con 7 años de edad, y la madre, el padre y toda la sociedad deben luchar por ese niño, especialmente en los momentos de debilidad. Si un niño está enfermo, buscamos una solución médica para el problema. Si existe, no escatimamos esfuerzos ni medios. Y si no existe una cura para la enfermedad y va a morir con el tiempo, le cuidamos con todo el amor y la atención que se merece", explicó.

"No se puede ver al ser humano que tiene una discapacidad como si él no aportase nada, peor aún, como si su eliminación sea casi una obligación social. Es hora de que todos los países del mundo reconozcan a todos los seres humanos sin excepción, y los derechos que tienen. No son los gobiernos los que otorgan derechos a los individuos, sino que las personas los poseen y el Estado debe reconocerlo y deben crear las condiciones para crecer y desarrollar la vida humana en dignidad", pidió la líder de Provida desde París.

Nutrida representación de la Iglesia
A la manifestación se han unido varios obispos franceses, entre ellos el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon y primado de las Galias, a quien se ve abajo en la foto junto con el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla.



La diócesis de Alcalá ha explicado en una nota que el obispo Reig Pla acude invitado personalmente por el obispo de Bayona, Marc Aillet, un asiduo a las Marchas por la Vida y también a las veladas pro-familia que se han multiplicado este año.

Como ya explicó ReL, Aillet ha analizado la situaciójn de la defensa de la vida en una reciente carta pastoral: "El contexto ahora es más favorable para continuar la movilización, porque España está retirando la ley que facilitaba el aborto y el movimiento pro-vida en Estados Unidos está cosechando los primeros frutosde su lucha de treinta años, mediante un cambio visible en la opinión pública. ¡La cultura de la muerte es un coloso con pies de barro empieza a vacilar!"

Aillet hizo circular un tuit animando a ir a la manifestación: "Al limitar el aborto, España nos muestra que la cultura de la muerte no es irreversible. ¡Prioridad a la marcha por la vida del 19 de enero!"

Acudió también el arzobispo de Avignon, Jean-Pierre Cattenoz, un veterano en esta cita.

Desde Córcega, el obispo de Ajaccio, Olivier de Germay, recuerda que esta Marcha por la Vida es especial ya que la Asamblea Nacional está estudiando un giro radical en la actual legislación francesa. "¿Debemos abdicar ante una dictadura del pensamiento y el ataque a la libertad de conciencia y de expresión?", plantea el obispo De Germay.

Participó también un referente entre los jóvenes católicos franceses, el padre Daniel Ange, con más de 80 años, fundador del movimiento de formación de jóvenes evangelizadores Jeunesse Lumiere (www.jeunesse-lumiere.com).

Antes, el sábado por la noche, miles asistieron a la velada de oración en la Iglesia de San Francisco Javier de las 20.30 a 21.45 horas (http://veilleepourlafamille.wordpress.com/)

Fotos de EnMarchePourLaVie