Encíclica sobre la ecología

Encíclica sobre la ecología
Clica en la foto para descargar la encíclica

martes, 31 de diciembre de 2013

Se ha perdido este pendiente en nuestra parroquia, si alguien lo reconoce, por favor comuníquenoslo.


A quien venga a recuperarlo, le rogamos traiga el
otro pendiente para comprobar que son del mismo par.   

sábado, 21 de diciembre de 2013


Para ver los horarios de las misas de Navidad clicar en la imagen que está debajo de la foto de la parroquia

lunes, 16 de diciembre de 2013

Los orígenes del Adviento

¿Cómo y cuándo empieza a vivirse?

Tiempo litúrgico que prepara la Navidad

Expectación penitente, piadosa y alegre

 
La venida del Hijo de Dios a la Tierra es un acontecimiento tan inmenso que Dios quiso prepararlo durante siglos (…). Al celebrar anualmente la liturgia del Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: participando en la larga preparación de laprimera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su segunda Venida(Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 522 y 524)
Con el tiempo de Adviento, la Iglesia romana da comienzo al nuevo año litúrgico. El tiempo de Adviento gravita en torno a la celebración del misterio de la Natividad de nuestro Señor Jesucristo.

 

A partir del siglo IV

El origen y significado del Adviento es un tanto oscuro; en cualquier caso, el términoadventus era ya conocido en la literatura cristiana de los primeros siglos de la vida de la Iglesia, y probablemente se acuñó a partir de su uso en la lengua latina clásica.
La traducción latina Vulgata de la Sagrada Escritura (durante el siglo IV) designó con el término adventus la venida del Hijo de Dios al mundo, en su doble dimensión deadvenimiento en la carne –encarnación- y advenimiento glorioso –parusía-.
La tensión entre uno y otro significado se encuentra a lo largo de toda la historia del tiempo litúrgico del Adviento, si bien el sentido de “venida” cambió a “momento de preparación para la venida”.
Quizá la misma amplitud de las realidades contenidas en el término dificultaba la organización de un tiempo determinado en el que apareciera la riqueza de su mensaje. De hecho, el ciclo de adviento fue uno de los últimos elementos que entraron a formar parte del conjunto del año litúrgico (siglo V).

Parece ser que desde fines del siglo IV y durante el siglo V, cuando las fiestas de Navidad y Epifanía iban cobrando una importancia cada vez mayor, en las iglesias de Hispania y de las Galias particularmente, se empezaba a sentir el deseo de consagrar unos días a la preparación de esas celebraciones.
Dejando de lado un texto ambiguo atribuido a San Hilario de Poitiers, la primera mención de la puesta en práctica de ese deseo la encontramos en el canon 4 del Concilio de Zaragoza del año 380"Durante veintiún días, a partir de las XVI calendas de enero (17 de diciembre), no está permitido a nadie ausentarse de la iglesia, sino que debe acudir a ella cotidianamente" (H. Bruns, Canones Apostolorum et Conciliorum II, Berlín, 1893, 13-14). La frecuencia al culto durante los días que corresponden, en parte, a nuestro tiempo de adviento actual, se prescribe, pues, de una forma imprecisa.


Un tiempo de penitencia

Más tarde, los concilios de Tours (año 563) y de Macon (año 581) nos hablarán, ya concretamente, de unas observancias existentes “desde antiguo” para antes de Navidad. En efecto, casi a un siglo de distancia, San Gregorio de Tours (fallecido en el año 490) nos da testimonio de las mismas con una simple referencia.  Leemos en el canon 17 del Concilio de Tours que los monjes "deben ayunar durante el mes de diciembre, hasta Navidad, todos los días".
El canon 9 del Concilio de Macon ordena a los clérigos, y probablemente también a todos los fieles, que "ayunen tres días por semana: el lunes, el miércoles y el viernes, desde San Martín hasta Navidad, y que celebren en esos días el Oficio Divino como se hace en Cuaresma" (Mansi, IX, 796 y 933).  Aunque la interpretación histórica de estos textos es difícil, parece según ellos que en sus orígenes el tiempo de adviento se introdujo tomando uncarácter penitencial, ascético, con una participación más asidua al culto.
Sin embargo, las primeras noticias  a cerca de la celebración del tiempo litúrgico del Adviento, se encuentran a mediados del siglo VI, en la iglesia de Roma.
Según parece, este Adviento romano comprendía al principio seis semanas, aunque muy pronto -durante el pontificado de Gregorio Magno (590-604)-  se redujo a las cuatro actuales.


Una doble espera

El significado teológico original del Adviento se ha prestado a distintas interpretaciones. Algunos autores consideran que, bajo el influjo de la predicación de Pedro Crisólogo (siglo V), la liturgia de Adviento preparaba para la celebración litúrgica anual delnacimiento de Cristo y sólo más tarde –a partir de la consideración de consumación perfecta en su segunda venida- su significado se desdoblaría hasta incluir también la espera gozosa de la Parusía del Señor.
No faltan, sin embargo, partidarios de la tesis contraria: el Adviento habría comenzado como un tiempo dirigido hacia la Parusía, esto es, el día en que el Redentor coronará definitivamente su obra. En cualquier caso, la superposición ha llegado a ser tan íntima que resulta difícil atribuir uno u otro aspecto a las lecturas escriturísticas o a los textos eucológicos de este tiempo litúrgico.
El Calendario Romano actualmente en vigor conserva la doble dimensión teológica que constituye al Adviento en un tiempo de esperanza gozosa"el tiempo de Adviento tiene una doble índole: es el tiempo de preparación para las solemnidades de Navidad, en las que se conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y es a la vez el tiempo en el que por este recuerdo se dirigen las mentes hacia la expectación de la segunda venida de Cristo al fin de los tiempos. Por estas dos razones el Adviento se nos manifiesta como tiempo de una expectación piadosa y alegre" (Calendario Romano, Normas universales sobre el año litúrgico y sobre el calendario, 39).

Entrevista al papa: "Dios nos ofrece la Navidad porque todos podemos comprenderla"

El santo padre al diario La Stampa le habla sobre sufrimiento, economía, ecumenismo y la Iglesia. las mujeres cardenales. En la Iglesia valorizar a la mujer , no 'clericalizarlas'

Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgRocío Lancho García | 836 hits

La Navidad, el hambre en el mundo, el sufrimiento y las guerras, el futuro viaje a Tierra Santa, la economía mundial, la conversión del papado, el ecumenismo, los sacramentos, el Consejo de Cardenales, la relación Iglesia - política, mujeres cardenales y la limpieza del Instituto de las Obras de Religión (IOR); son los temas que el santo padre ha afrontado en la entrevista que el periodista Andrea Tornielli le ha realizado para el diario italiano La Stampa.
"La Navidad es el encuentro con Jesús. Dios siempre ha buscado a su pueblo, lo ha conducido, lo ha cuidado, ha prometido estarle siempre cerca", esto es lo que significa para el santo padre la Navidad. Y además es una consolación, un misterio de consolación. En Navidad, "muchas veces, después de la misa de media noche, pasé algunas horas solo, en la capilla, antes de celebrar la misa de la aurora, con un sentimiento de profunda consolación y paz", así explica Francisco que para él la Navidad siempre ha sido "contemplar la visita de Dios a su pueblo".
La Navidad, indica, "nos habla de ternura y de esperanza". El santo padre explica que Dios, al encontrarnos, nos dice dos cosas: "tened esperanza" y "no tengáis miedo de la ternura". Por eso, el papa indica que "cuando los cristianos se olvidan de la esperanza y de la ternura se convierten en una Iglesia fría". Al respecto matiza que él "tiene miedo cuando los cristianos pierden la esperanza y la capacidad de abrazar y acariciar". Y es por ello que afirma que en su vida de sacerdote siempre ha buscado "transmitir esta ternura, especialmente a los niños y los ancianos".
Profundizando sobre este tiempo litúrgico que estamos viviendo, Francisco insiste en que estas fechas nos dan tanta alegría porque "no nos sentimos más solos, Dios ha bajado para estar con nosotros. Jesús se ha hecho uno de nosotros y por nosotros ha sufrido sobre la Cruz el final más duro, el de un criminal". La Navidad, observa, "es alegría, alegría religiosa, alegría de Dios, interior, de luz, de paz". Y advierte que "cuando no se tiene la capacidad o se está en una situación humana que a uno no le permite comprender esta alegría, se vive la fiesta con alegría mundana".
Asimismo, el santo padre explica que si Dios nos ofrece el don de la Navidad es porque "todos tenemos la capacidad de comprenderlo y recibirlo. Todos, del más santo al más pecador, del más limpio al más corrupto". Este mundo preocupado por las guerras, al santo padre le hace pensar en la paciencia de Dios, "la principal virtud de Dios explicitada en la Biblia es que Él es amor. Él nos espera, nunca se cansa de esperarnos", recuerda el papa.
Al preguntarle el periodista sobre el posible viaje a Tierra Santa, Francisco señala que "en la noche de Navidad pienso sobre todo en los cristianos que viven allí, en los que tienen dificultades, en todos los que han tenido que dejar esa tierra por diferentes problemas". Del mismo modo recuerda que próximamente se celebrarán 50 años del viaje de Pablo VI a la tierra natal de Jesús y Francisco confirma que también él desea ir para encontrarse con "su hermano Bartolomeo, patriarca de Constantinopla" y que ya se está preparando.
A continuación el papa se detiene para reflexionar sobre el sufrimiento de los inocentes, los niños enfermos. Francisco ha indicado que Dostoevskij ha sido para él un maestro de vida y que aquella pregunta del escritor ruso siempre ha estado en su corazón "¿por qué sufren los niños?" Ante este interrogante el santo padre evoca la oración del por qué - como ya sugirió a una delegación de filipinos en el Vaticano tras el tifón Haiyan- como hacen los niños con sus padres cuando quieren entenderlo todo. "Señor, ¿por qué? Él no me explica nada. Pero siento que me mira. Y así puedo decir: Tú sabes por qué, yo no lo sé y tú no me lo dices, pero me miras y yo me fio de Ti, Señor, me fío de tu mirada", cuenta Francisco.
En relación al hambre en el mundo, el santo padre recuerda que "si conseguimos no desperdiciar, aprovechar la comida, el hambre en el mundo disminuiría mucho". El pontífice reconoce que le impresionó mucho leer una estadística que decía que 10.000 niños mueren de hambre al día en el mundo. Por ello, Francisco insiste en que en el mundo "tenemos suficiente comida para alimentar a todos". Cuenta una anécdota: Un día en la plaza de san Pedro en la audiencia, vio a un niño llorando en brazos de su madre y el papa Francisco le dijo "Señora, creo que el niño tiene hambre" y ella ha respondido "sí, sería la hora" y el papa dijo: "dele de comer por favor". Y esto mismo el santo padre se lo quiere decir a toda la humanidad ; "¡den de comer a quien tiene hambre!"
Con la reciente publicación de la exhortación apostólica, el papa ha recibido acusaciones de ser "marxista". Al respecto, Francisco aclara que "la ideología marxista está equivocada" pero afirma haber conocido muchos marxistas buenas personas y "por eso no me siento ofendido". Asimismo, matiza que  "en la exhortación no hay nada que no se encuentre en la Doctrina social de la Iglesia".
También en la exhortación apostólica, el santo padre habla de la "conversión papal". A lo que él señala que Juan Pablo II ya habló de una forma de ejercicio del primado que se abra a una nueva situación. "Pero no sólo desde el punto de vista de las relaciones ecuménicas, sino también en las relaciones con la Curia y con las Iglesias locales", observa. Hablando de los "hermanos ortodoxos" con los que se ha encontrando en estos primeros meses de pontificado, Francisco afirma haberse sentido "su hermano". E indica que "es un dolor no poder todavía celebrar la eucaristía juntos, pero la amistad está".
Sobre el ecumenismo, el santo padre confirma que para él es una prioridad y explica que hoy en día existe un "ecumenismo de sangre", ya que en los países que asesinan cristianos no diferencian entre católicos, anglicanos, luteranos u ortodoxos. "La unidad es una gracia que se debe pedir", ha recordado el papa.
Volviendo a la exhortación apostólica y a lo que el papa dijo sobre la elecciones pastorales prudentes y audaces en relación a los sacramentos, Francisco subraya que "cuando hablo de prudencia no pienso en una actitud paralizante, sino en una virtud de quien gobierna". Y señala que "he hablado del bautismo y de la comunión como alimento espiritual para ir adelante, para considerarlo un remedio y no un premio", a lo que añade que "debemos buscar facilitar la fe de las personas más que controlarla". En relación a los divorciados vueltos a casar Francisco recuerda que "la exclusión de la comunión para los divorciados que viven una segunda unión no es una sanción".
Al preguntarle sobre el próximo Sínodo de los obispos, el pontífice explica que "del matrimonio en su totalidad hablaremos en las reuniones del consistorio de febrero. Después el tema será afrontado en el Sínodo extraordinario de septiembre de 2014 y también durante el Sínodo ordinario del año sucesivo".
Del trabajo del consejo de cardenales, el santo padre indica que en febrero, cuando se celebrará la próxima reunión, los purpurados le entregaran sus primeras sugerencias. Francisco explica que él asiste a las reuniones pero que no habla, "solamente escucho, y esto me hace bien". Y concluye al respecto señalando que "la reforma inicia siempre con iniciativas espirituales y pastorales antes que con cambios estructurales".
Cambiando de argumento, el papa habla sobre la relación entre Iglesia y política y recuerda que "la relación debe ser al mismo tiempo paralela y convergente. Paralela porque cada uno tiene su camino y sus diferentes tareas. Convergente, solamente para ayudar al pueblo".
Una frase corta y contundente sirve para aclarar el asunto de las mujeres cardenales: "las mujeres en la Iglesia deben ser valorizadas, no 'clericalizadas'. Quien piensa en mujeres cardenales sufre un poco de clericalismo".
Finalmente unas palabras también para hablar del Ior: "Las comisiones referentes están trabajando bien. Moneyval nos ha dado un informe bueno, estamos sobre el camino justo. Sobre el futuro del Ior se verá".
En las últimas líneas de la entrevista, Francisco  reconoce que no se esperaba ser elegido pero añade que "no perdí la paz mientras aumentaban los votos. Estaba tranquilo. Y esa paz está también ahora, la considero un don del Señor".  

jueves, 12 de diciembre de 2013

Nuestra comunidad parroquial de San Juan Crisóstomo se une al dolor de la hermana Marina, Hija de la congregación de María Madre de la Iglesia, que sirve en el centro Matilde Téllez, por el fallecimiento de su hermano Juan. En la esperanza de la Resurrección oramos por él y por su familia.

lunes, 9 de diciembre de 2013

El Vaticano constituye una comisión para la protección de los menores.

El papa aprobó la comisión que se encargará de la pastoral a las ví­ctimas de abusos y para denunciar a las autoridades civiles. Nuevo consistorio para ordenar cardenales desde el 20 de febrero.


Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgRedacción | 371 hits

El santo padre Francisco, continuando con la línea emprendida por Benedicto XVI, ha acogido una propuesta del consejo de cardenales, y por ello ha decido constituir una comisión específica para la protección de los niños. También tendrá la finalidad de aconsejar al papa sobre el compromiso de la Santa Sede en la protección de los menores, la atención pastoral a las víctimas de los abusos y la denuncia a las autoridades civiles de casos que existan.
El cardenal O'Malley, arzobispo de Boston y uno de los miembros del Consejo de cardenales que se ha distinguido por su lucha contra los abusos, lo ha anunciado esta mañana en rueda del prensa en la sala de prensa del Vaticano.
El consejos de cardenales instituido por Francisco, se encuentra en su segunda tanda de reuniones en Santa Marta, las que iniciaron el martes pasado y finalizarán en la tarde de este jueves.
Así, el cardenal ha precisado que esta comisión deberá estudiar el estado actual del programa para la protección de la infancia, hacer sugerencias para nuevas iniciativas de la Curia en colaboración con las conferencias episcopales, los obispos y conferencias de superiores religiosos.
Además se encargará de proponer a personas competentes para la realización de estas iniciativas que incluirán a laicos, religiosos y religiosas y sacerdotes con competencias en la seguridad de los niños, en las relaciones con las víctimas, en su salud mental y en la aplicación de las leyes. El purpurado ha informado que la composición y funciones de esta nueva comisión serán anunciadas próximamente con más detalles por el santo padre a través de un documento apropiado.
Adelantando algunas de las posibles responsabilidades de esta comisión, el cardenal ha explicado que estarán las líneas guía para la protección de los niños, el desarrollo y aplicación de las normas, procedimientos y estrategias para la protección de los menores y la prevención de los abusos a menores, programas de formación para niños, padres y todos aquellos que trabajan con menores: catequistas, sacerdotes, seminaristas, etc.
Asimismo se crearían protocolos de seguridad del ambiente, códigos de conducta profesional, certificación de la idoneidad al ministerio sacerdotal, cooperación con las autoridades civiles, presentación de informes sobre acusados, respeto de las leyes civiles.
Respondiendo a las preguntas de los periodistas, el cardenal O'Malley ha explicado que la experiencia en Estados Unidos "nos dice que los cursos de preparación han ayudado mucho a prevenir" y que los niños pueden aprender a detectar situaciones de peligro. Por otro lado ha matizado que "están estudiado el tema los distintos dicasterios, han hecho algunas recomendaciones, pero nuestro trabajo acaba de comenzar".
A continuación el director de la sala de prensa del Vaticano, padre Federico Lombardi, indicó que se ha decidido la fecha del próximo encuentro que reunirá a la comisión de cardenales, conocida como G8: del 17 al 19 de febrero.
Esta reunión precederá al consistorio del colegio cardenalicio de los días 20 y 21, para la creación de nuevos cardenales del día 22 de febrero y la solemne celebración de los nuevos cardenales el 23. El portavoz del Vaticano ha recordado también que esta prevista la reunión de la secretaria del sínodo para los días 24 y 25 de febrero. (RED/RL)

martes, 3 de diciembre de 2013

Francisco a los universitarios: 'No miren la vida desde el balcón, sean protagonistas'

Texto completo de las palabras que el santo padre dijo a los universitarios de Roma en las vísperas de Adviento

Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgRedacción | 2286 hits

El papa Francisco presidió este sábado la oración de las vísperas de Adviento con los universitarios de Roma. Unas diez mil personas llenaron la basílica de San Pedro. A continuación les presentamos el texto completo con las palabras del santo padre a los universitarios.
"Se renueva hoy la cita tradicional de Adviento con los estudiantes de las universidades de Roma, a los cuales se unen los rectores y profesores de los ateneos romanos e italianos. 
Saludo cordialmente a todos: el cardenal vicario, a los obispos y al alcalde, a las diversas autoridades académicas e institucionales, a los asistentes de las capellanías y de los grupos universitarios. Saludo especialmente a ustedes, queridos universitarios y universitarias. 
El deseo que san Pablo dirige a los cristianos de Tesalónica, para que Dios los santifique hasta la perfección, demuestra de un lado su preocupación por su santidad de vida puesta en peligro, y de otra una gran confianza en la intervención del Señor. Esta preocupación del Apóstol vale también para nosotros los cristianos de hoy.
La plenitud de la vida cristiana que Dios cumple en los hombres, de hecho es siempre insidiada por la tentación de ceder al espíritu mundano. Por esto Dios nos da su ayuda mediante la cual podemos perserverar y preservar en los dones del Espíritu Santo, la vida nueva en el Espíritu que él nos ha dado.
Custodiando esta 'linfa' saludable de nuestra vida, todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, se conserva irrepensible, integro. ¿Pero por qué Dios después que nos ha dado sus tesoros espirituales tiene que intervenir aún para mantenerlos íntegros? Esta es una pregunta que debemos hacernos.
Porque nosotros somos débiles y esto lo sabemos, y nuestra naturaleza humana es frágil. Los dones de Dios están conservados en nosotros como en 'vasos de barro'. Es así la debilidad. La intervención de Dios a favor de nuestra perserverancia hasta el final, hasta el encuentro definitivo con Jesús, es la expresión de su fidelidad. 
Es como un diálogo entre nuestra debilidad y su fidelidad, Él es fuerte en su fidelidad. Y Pablo dirá en otra parte, él, el mismo Pablo, que es fuerte en su debilidad porque está en diálogo con la fidelidad de Dios y esta fidelidad de Dios nunca desilusiona. Él es fiel sobre todo a sí mismo. Por lo tanto la obra que ha iniciado en cada uno de nosotros con su llamado, la conducirá a cumplimiento. Esto nos da seguridad y gran confianza: una confianza que se apoya en Dios y solicita nuestra colaboración activa y llena de coraje delante a los desafíos del momento presente. 
Ustedes saben queridos jóvenes universitarios que no se puede vivir sin mirar a los desafíos, sin responder a los desafíos, quien no mira o responde a los desafíos, no vive. Vuestra voluntad y vuestra capacidad unida a la potencia del Espíritu Santo que habita en cada uno de ustedes desde el día del bautismo, les permita de ser no solamente espectadores pero también protagonistas de los hechos contemporáneos. 
Por favor no miren la vida desde el balcón, mézclense allí en donde están los desafíos, que solicitan ayuda para llevar adelante la vida, el desarrollo, la lucha por la dignidad de las personas, la lucha contra la pobreza, por los valores, y tantas luchas que encontramos cada día. Son varios los desafíos que ustedes los jóvenes universitarios están llamados a enfrentar con fortaleza interior y audacia evangélica. Fortaleza y audacia.
El contexto socio cultural en el cual están insertados a veces se vuelve pesado por la mediocridad y el aburrimiento. No hay que conformarse con la monotonía del vivir cotidiano, pero cultivar proyectos de amplia respiración, ir más allá de lo ordinario; ¡No se dejen robar el entusiasmo juvenil! Sería una equivocación también dejarse apresar por el pensamiento débil y por el pensamiento uniforme, el que homologa, o de una globalización entendida como homologación. 
Para superar estos riesgos, el modelo que es necesario seguir en la verdadera globalización, que es buena, no es la esfera en la que está nivelado cualquier relieve y desaparece cada diferencia. El modelo en cambio es el poliedro, que incluye una multiplicidad de elementos y respeta la unidad en la variedad. Al defender la variedad defendemos la unidad, defendemos también la diversidad, contrariamente esa unidad no sería humana.
El pensamiento de hecho es fecundo cuando es expresión de una mente abierta, que discierne, siempre iluminada por la verdad, por el bien y por la belleza. Si ustedes no se dejan condicionar por la opinión dominante, pero se mantendrán fieles a los principios éticos y religiosos cristianos, encontrarán el coraje de ir también contracorriente. 
En el mundo globalizado, podrán contribuir a salvar peculiaridad y características propias, buscando entretanto de no bajar el nivel ético. De hecho la pluralidad de pensamiento y de individualidad refleja la multiforme sabiduría de Dios cuando se acerca a la verdad con honestidad y rigor intelectual; cuando se acerca a la bondad y cuando se acerca a la belleza de manera que cada uno pueda ser un don para beneficio de todos. 
El empeño de caminar en la fe y de comportarse de manera coherente con el evangelio les acompañe en este tiempo de Adviento, para vivir de manera autentica la conmemoración de la Navidad del Señor. Les pueda ayudar el hermoso testimonio del beato Pier Giorgio Frassati, un universitario como ustedes, que decía: 
'Vivir sin una fe, sin un patrimonio para defender, sin sostener en una lucha continua la verdad, no es vivir pero sobrevivir. Nosotros no debemos sobrevivir, sino vivir'. 
¡Gracias y buen camino hacia Belén!"
(30 de noviembre de 2013) © Innovative Media Inc.