Encíclica sobre la ecología

Encíclica sobre la ecología
Clica en la foto para descargar la encíclica

Acompañamiento en el duelo

1.- ACOMPAÑAR Y VIVIR SANAMENTE EL DUELO¿Es posible pensar que la muerte del otro, además de desgarro, puede enseñar a vivir y humanizarnos? ¿Hay acaso algo de positivo que podamos encontrar en la muerte o en el proceso del morir o del acompañamiento a quien vive su propia muerte –si no se la expropian-, que nos pueda aportar algo para ser más felices? ¿No es la muerte de un ser querido una pérdida dolorosa que, sobre todo, nos desgarra y nos pone en crisis? 
Sí. Lo es. Y sin embargo, el morir y la muerte reclaman verdad y verdades que aprender y pueden contribuir a humanizarnos. 
Vea:
-Acompañamiento en el duelo

2.- ESQUEMAS Y APUNTES DE LAS JORNADAS SOBRE EL DUELO Y EL ACOMPAÑAMIENTOEl Secretariado Diocesano de Pastoral de la Salud y el programa de "Apoyo Familiar" de Cáritas Diocesana de Canarias organizaron las jornadas de formación 2008 con el tema "El duelo y el acompañamiento". Los días 25, 26 y 27 de marzo se celebraron en Las Palmas de Gran Canaria esas jornadas dirigidas por Arnaldo Pangrazzi. Les ofrecemos los esquemas y apuntes desarrollados en esos días que son muy útiles tanto desde el punto de vista personal como pastoral.
Vea:
-Duelo y acompañamiento: Esquema y apuntes

3.- DUELO: ABIERTOS A LA ESPERANZA
- ¿Cuáles son las reacciones ante la pérdida de un ser querido que yo me encuentro con más frecuencia? ¿Cuáles las que me resultan más difícil de vivir y acompañar a vivir sanamente?
- Identificar (poniendo rostro y nombre) situaciones de duelo anticipado, retardado y crónico, que se han acompañado. Comentar dificultades y gratificaciones en el acompañamiento.
- Reflexionar sobre las propias experiencias de duelo. ¿En qué medida he experimentado sentimiento de culpa? ¿Cómo me puede ayudar esto para comprender a los demás? 
Vea:
-Duelos: abiertos a la esperanza

4.- ¿CÓMO HACER FRENTE A LA PÉRDIDA DE UN SER QUERIDO?Actualmente pensamos y hablamos poco sobre la muerte, recorremos nuestra vida de espaldas a ella. Nos resulta difícil aceptarla como una parte de la vida. Por ello, no nos preparamos para morir ni para afrontar la muerte de nuestros seres queridos, algo a lo que nos vamos a tener que enfrentar antes o después.
La muerte de un ser querido es una de las situaciones más dolorosas que podemos vivir. Cuando se pierde a una persona querida, es como si muriera una parte de nosotros. A partir de ese momento, se inicia un proceso llamado “duelo”. Hace algunos años, nuestra sociedad apoyaba claramente a la persona en duelo. Existía el luto, la demostración externa del dolor por la pérdida y ello permitía a los demás identificar mejor al que estaba sufriendo, aceptar su situación y darle el apoyo necesario. Sin embargo, cada vez es más habitual que nuestra sociedad esconda todo lo relacionado con la muerte y el duelo. Se oculta el sufrimiento por la pérdida de un ser querido, se aparenta estar bien y se suele alejar a los niños de estas vivencias que les permiten madurar como personas, aceptar la muerte como una parte de la vida y ser más humanos...
Vea:
- Cómo hacer frente a la muerte de un ser querido

5.- PÉRDIDA Y DUELO
E sta narración recoge la historia de una violación del derecho a la vida, también cuenta lo que este hecho significa para los familiares de la víctima. Cada vez que una persona pierde la vida como consecuencia de un delito o una violación de derechos humanos sus familiares se enfrentan a un conjunto de reacciones emocionales que comúnmente se conocen como el duelo. 
Esta publicación pretende orientar a las personas que han vivido una experiencia de pérdida por violación a los Derechos Humanos, para que comprendan en ellas, que el duelo es un proceso aunque doloroso, natural en los seres humanos.
Vea:
- Pérdida y duelo

6.- EL DUELO Y SUS FASES Reacción normal a la pérdida de un ser amado o una abstracción equivalente. Experiencia de carácter universal, parte natural de la existencia. Incluye componentes físicos, sicológicos y sociales con intensidad y duración variables en proporción a la dimensión y 
significado de la pérdida y en principio no requiere uso de sicofármacos ni intervenciones sicológicas. 
Vea:
- El duelo y sus fases

7.- TAREAS PARA AFRONTAR EL DUELOEsquemas para ayudar a entender cómo podemos ayudar a una persona en la distintas fases del duelo.
Vea:
- Tareas para afrontar el duelo

8.- EL DUELO Y SU PROCESO PARA SUPERARLO¿Cuántas personas hay por el mundo viviendo un duelo como parte de su vida? Muchas personas se quedan atrapadas en la tristeza y el dolor por la pérdida de un ser querido. En vez de continuar con su vida y avanzar, se quedan en el funeral eterno, en la pérdida y en el sufrimiento. 
La pérdida en estas personas se manifiesta entre otras formas en llanto, negación, ira, resentimiento y depresión. Así mismo otras personas en situación de duelo pasan las por distintas etapas del proceso hasta llegar a la aceptación, que consiste en volverse a conectar con el ser querido, vivo en nuestro interior, pero con la aceptación de que ya falleció y ya no está aquí. 
La experiencia de una pérdida importante no sólo nos roba posesiones, capacidades o seres queridos, sino que también suele quitarnos creencias y presuposiciones que habían sido hasta ese momento los ladrillos que sustentaban nuestra filosofía de vida y que, ante esta experiencia, pareciera que ya no tenemos nada para creer. 
Vea:
- El duelo y su proceso para superarlo

9.- CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A AFRONTAR EL DUELO
Poder llorar la muerte de un ser querido adecuadamente y afrontar la pérdida antes de que se produzca, en el momento en que ocurre y sobre todo después, hace que el niño/a no pueda sentirse culpable, deprimido, enojado o asustado. Cuando ayudamos a nuestros hijos a curarse del dolor que produce la herida emocional más profunda de todas –la muerte de un ser querido -, los estamos dotando de unas capacidades y una comprensión importantes, que le servirán para el resto de sus vidas.
Vea:
- Cómo ayudar a los niños a afrontar el duelo

10.- CÓMO PUEDO AYUDAR A ALGUIEN EN LA PÉRDIDA DE UN SER QUERIDO
Si quieres ayudar a un familiar o amigo que ha perdido a un ser querido y no sabes cómo, te proponemos los siguientes pasos...
Vea:
- Cómo puedo ayudar a alguien en la fase de duelo

11.- EL DUELO
Una de las experiencias más dolorosas para el ser humano -quizá la más dolorosa- es la separación definitiva de aquellos a quienes ama. ¿Cuáles son los recursos con los que cuenta la persona para enfrentar esta situación? ¿Cuál es el valor que le otorga a la pérdida?
Vea:
- El duelo


12.- DUELO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES TRAS LA MUERTE DEL SER AMADO
El fallecimiento de un ser querido es una experiencia muy dolorosa y los niños no están exentos de vivir esta situación.
Vea:
- El duelo en los niños y los adolescentes

13.- CONSEJOS ANTE LA PÉRDIDA: EL DUELOSi estás leyendo esta hoja informativa es porque recientemente has padecido la pérdida o fallecimiento de un ser querido, y tu médico o enfermero ha considerado que puede ayudarte a afrontar este periodo de “dolor” en el que de forma normal van a aflorar emociones y comportamientos provocados por este sentimiento. Estas forman parte de lo que llamamos “duelo” y con las variaciones que cada uno de nosotros podamos aportarles, va a permitir que nos adaptemos a esta pérdida, y de forma progresiva lleguemos a un equilibrio que nos permita mirar al mañana con esta ausencia. 



14.- EL DUELO EN LOS NIÑOSCuando una persona muere, siempre hay sensación de que no es verdad. Es necesario afrontar que esa persona ya no esta, y que no volverá. Parte de la aceptación de la realidad es asumir que el reencuentro es imposible al menos en esta vida. 



15.- EL DUELO POR UN SUICIDA: CARACTERÍSTICAS Y MANEJOEl duelo por un suicida presenta determinadas características que lo diferencia del resto de los duelos. Los sobrevivientes experimentan un conjunto de emociones que no se les encuentra con la misma frecuencia en otras causas de muerte. 



16.- EXPLÍCAME QUÉ HA PASADO. GUÍA PARA AYUDAR A LOS ADULTOS A HABLAR DE LA MUERTE Y EL DUELO CON LOS NIÑOSEsta guía ha sido elaborada con el fin de ofrecer ayuda a todas aquellas personas que están en contacto con niños y adolescentes, y necesiten abordar la muerte de un ser querido.



17.- TRABAJO SOCIAL FAMILIAR E INTERVENCIÓN EN PROCESOS DE DUELO CON FAMILIAS Buena parte de la actividad que desarrollan los trabajadores sociales se centran en trabajar con las perdidas y duelos de los clientes (personas y familias). Las perdidas de poder adquisitivo(desempleo, jubilación...), la perdida de vivienda(desalojos, incendios...), la perdida de libertad (internamientos, prisión, acoso...), la perdida de la salud(enfermedades crónicas...), la perdida o eldistanciamiento familiar (muertes, emigraciones...). Todos ellos son ejemplos de pérdidas habituales con los que los trabajadores sociales se enfrentan diariamente. Todas las pérdidas significativas tienen sus duelos y todos los duelos hay que elaborarlos. La no elaboración de un duelo tiene consecuencias a medio y largo plazo en distintos planos (en la persona, la pareja, la familia, el trabajo, las relaciones sociales...). Para la intervención con garantía en ese panorama de perdidas se hace preciso un conocimiento específico de los procesos duelos que se desencadenan. 
Vea:


18.- GUÍA CLÍNICA. SEGUIMIENTO DEL DUELOEsta guía está especialmente dirigida a médicos y enfermeras de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Centros Socio-Sanitarios, con responsabilidad frecuente en el manejo de pacientes en fase terminal y de sus familiares. Su utilidad puede ser importante en la prevención de situaciones de duelo complicado.



19.- GUÍA DE ATENCIÓN A LAS PERSONAS EN DUELOAnte un fallecimiento, lo normal y lógico es sentir distintas emociones, como la tristeza, la impotencia, la rabia o la ira entre otras, porque nadie realmente está preparado para sufrir una pérdida. Para la mayoría de personas, todo este proceso requiere un tiempo para superar la pérdida y poder seguir adelante; el tiempo al que hacemos referencia es el tiempo para el DUELO.
Es importante normalizar la nueva situación y retomar lo antes posible una vida equilibrada. En este proceso será básico recordar que está vivo, que tiene derecho a vivir y a sentirse bien con ello; poco a poco las emociones de tristeza y pena van disminuyendo hasta que llega una momento en el que se retoman las ganas de seguir adelante y la ilusión de mirar hacia el futuro, por que la vida continúa...


20.- GUÍA PARA FAMILIARES EN DUELOLa guía ofrece los elementos necesarios para hacer frente al duelo dentro del ámbito de la familia.



21.- DUELO. PROCESO INDIVIDUAL, PROCESO FAMILIAR, PROCESO SOCIALLa muerte en nuestro ámbito cultural es una realidad en gran manera tabú, negada o confinada en las paredes del hospital o del tanatorio. Y, sin embargo, no deja de ser una realidad casi excesivamente familiar por la frecuencia y evidencia con la que se presenta en nuestro entorno o salta como noticia en los medios de comunicación. 
Hay autores que afirman que los agujeros negros más significativos para el hombre moderno, y por tanto para los distintos ámbitos de la antropología, psicología y teología actual, son: la soledad, la culpa, la enfermedad y la muerte. Frente a ellos fracasan muchas de las conquistas técnicas y las reflexiones filosóficas de las que nos sentimos tan orgullosos los ciudadanos de final de siglo. 



22.- PROCESO DE DUELOEl duelo es un proceso inherente a la condición de vida, común a toda la comunidad humana. Es un estado de pensamiento, sentimiento y actividad que se produce como consecuencia de la pérdida de una persona o cosa amada asociándose a síntomas físicos y emocionales. Una pérdida siempre es dolorosa, y se necesita un tiempo y un proceso para volver al equilibrio normal que es lo que constituye el proceso de duelo. 
Las personas con retraso mental necesitarán un mayor apoyo para superar este proceso, necesitarán que las familias, profesionales, organizaciones generen actitudes de revalorización, de posibilidades de progreso. 



23.- RITUALES DE DESPEDIDA EN LA TERAPIA DE DUELOLos rituales terapéuticos de "despedida" son una modalidad estratégica a corto plazo de la terapia de duelo Estos rituales comprenden tres fases: a) preparatoria —en la cual el terapeuta explica cómo la realización de un ritual puede ayudar a despedirse de la persona muerta—; b) reorganización -en la cual el cliente lleva a cabo ciertas tareas, como escribir diariamente una "carta continua " al difunto—; y c) finalización -que se divide en una ceremonia de despedida, un rito de purificación, y un ritual de reunión, que expresa simbólicamente cuáles son las relaciones más importante de la persona en una nueva etapa de la vida—; El método es especialmente relevante para personas con su síndrome de duelo conflictivo. 



24.- EL DUELOPerder
 a
 un
 ser
 querido
 representa
 una
 transición
 vital
 que
 para
 muchas
 personas
es difícil de afrontar...