Encíclica sobre la ecología

Encíclica sobre la ecología
Clica en la foto para descargar la encíclica

lunes, 30 de junio de 2014


Noticia extraída de zenit.org


Presentan en el Vaticano el 'Instrumentum laboris' para el Sínodo de la familia

El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario del Sínodo ha explicado el documento de trabajo.


Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgRocío Lancho García | 1523 hits

Se presentó hoy en la Sala de Prensa del Vaticano a los medios de comunicación, elInstrumentum laboris de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará del 5 al 19 de octubre de 2014, y que lleva el título "Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización".  El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos ha sido el encargado de explicar cómo es cada una de las partes del documento.
El Instrumentum Laboris, es el resultado de la investigación promovida por el Documento Preparatorio, que incluía un cuestionario de 39 preguntas el cual "ha recibido una acogida positiva y una amplia respuesta, tanto del pueblo de Dios como de la opinión pública general", ha indicado el cardenal.  Asimismo, ha precisado que se han celebrado tres reuniones del Consejo de Secretaría, dos reuniones interdicasteriales, la difusión de la oración del Papa por el Sínodo de la familia, realizadas contemporáneamente en tres Basílicas dedicadas a la Sagrada Familia (Nazaret, Loreto y Barcelona), las intervenciones del Secretario general en numerosas ocasiones, así como conferencias y simposios.
El texto del Instrumentum Laboris se compone de tres partes, coherentes con las temáticas del Documento Preparatorio. La primera parte, ha explicado el cardenal Baldisseri, está dedicada al Evangelio de la familia, es el plan de Dios, del conocimiento bíblico, magisterial y de la recepción, de la ley natural y de la vocación de la persona de Cristo. "El hallazgo del escaso conocimiento de la enseñanza de la Iglesia pide a los trabajadores pastorales una mayor preparación y el compromiso a favorecer la comprensión por parte de los fieles, que viven en contextos culturales y sociales diferentes", ha precisado.
La segunda parte afronta los desafíos pastorales inherentes a la familia, como la crisis de la fe, las situaciones críticas internas, las presiones externas y otras problemáticas. "A la responsabilidad de los pastores compete la preparación al matrimonio, hoy cada vez más necesaria, para que los novios maduren su elección como adhesión pastoral de fe al Señor, para edificar su familia en bases sólidas", ha observado el purpurado.
Al respecto, ha señalado que son consideradas de forma particular las situaciones pastorales difíciles "que tienen que ver con las parejas que viven juntas y las parejas de hecho, los separados, los divorciados, los divorciados vueltos a casar y sus hijos, las madres adolescentes, los que se encuentran en condiciones de irregularidad canónica y los que piden el matrimonio sin ser creyentes o practicantes". El Secretario del Sínodo ha señalado que urge permitir a las personas heridas sanar y reconciliarse, encontrando nueva confianza y serenidad. Por eso, "es necesaria una pastoral capaz de ofrecer la misericordia que Dios concede a todos sin medida".
Con respecto a las parejas que conviven y las parejas de hecho ha añadido: "La Iglesia siente el deber de acompañar estas parejas para que tengan confianza y sean capaces de llevar una responsabilidad, como la del matrimonio, que no es demasiado grande para ellos". Además ha puntualizado que el Instrumentum sobre la, " la cuestión de los divorciados vueltos a casar, que viven con sufrimiento su condición de irregulares en la Iglesia, ofrece un conocimiento real de su situación de la cual la Iglesia se siente interpelada a encontrar soluciones compatibles con su enseñanza, que conduzcan a una vida serena y reconciliada".  A propósito de esto, aparece la exigencia de simplificar y acelerar los procedimientos judiciales de nulidad matrimonial. El cardenal también ha señalado la importancia de hacer cursos de formación al matrimonio mejores cualitativamente y hacer un seguimiento a la pareja después de la boda. Del mismo modo ha hecho mención a las uniones entre parejas del mismo sexo, donde también ha evidenciado el cuidado pastoral de la Iglesia en estas situaciones.
 La tercera parte del documento indicó el cardenal Baldisseri, presenta en primer lugar "las temáticas relativas a la apertura a la vida, como el conocimiento y las dificultades en la recepción del Magisterio, las sugerencias pastorales, la praxis sacramental y la promoción de una mentalidad abierta a la vida".  Sobre la responsabilidad educativa de los padres, "emerge la dificultad en el transmitir la fe a los hijos, que se concretiza en la iniciación cristiana".
Por otro lado, el purpurado ha indicado que el tema de la próxima Asamblea General Ordinaria del 2015 es "Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia".
El Instrumentum laboris se entrega a los miembros de derecho de la Asamblea Sinodal para que durante el tiempo que nos separa de la celebración de la Asamblea General, puede ser estudiado y valorado por las respectivas Conferencias Episcopales, para llegar a la presentación de la intervención que cada presidente ofrecerá a la Asamblea, como aporto específico a los trabajos sinodales.
Por otro lado, el purpurado ha indicado que este documente da una visión de la realidad familiar en el contexto actual, que representa el inicio de una reflexión profunda cuyo desarrollo se realizará en dos etapas previstas por la Asamblea General Extraordinaria (2014) y la Ordinaria (2015), estrechamente unidas por el tema de la familia a la luz del Evangelio de Cristo. De este modo, los resultados de la Asamblea Extraordinaria serán utilizados para la preparación del Instrumentum Laboris de la Asamblea Ordinaria, después de la cual será publicado un Documento final, sometido a la decisión del Santo Padre.
Al finalizar, Baldisseri ha informado que el domingo 28 de septiembre habrá un jornada de oración por el Sínodo así como la adoración eucarística cotidiana, durante los trabajos sinodales, en la Capilla de la Salus Populi Romani de Santa María la Mayor en Roma.

jueves, 19 de junio de 2014

Ya están las fotos de la confirmación del grupo de adultos en el enlace La Parroquia.

miércoles, 18 de junio de 2014

Texto completo del Mensaje del Papa para la 88ª Jornada Mundial de las Misiones

Francisco habla de la alegría de la evangelización y recuerda que "El Padre es la fuente de la alegría. El Hijo es su manifestación, y el Espíritu Santo, el animador"

viernes, 6 de junio de 2014

En Sta. Marta: atención a los cristianos 'uniformistas', 'alternativistas' y 'ventajistas'

El Santo Padre en la homilía de este jueves recuerda que la Iglesia tiene que ser considerada por los cristianos como casa propia, no como un alquiler.


Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgRedacción | 1777 hits

La Iglesia “no es rígida”, la Iglesia “es libre”. Así lo ha indicado el Santo Padre esta mañana en la homilía de la misa celebrada en Casa Santa Marta. El Papa ha advertido sobre tres grupos de personas que pretenden llamarse cristianos: los "uniformistas", los "alternativistas" y los "ventajistas". Para ellos -observa el Papa- la Iglesia no es su casa, la toman "en alquiler".
Jesús reza por la Iglesia y pide al Padre que entre sus discípulos "no haya divisiones ni disputas". El Papa ha hecho referencia del Evangelio del día para detenerse precisamente sobre la unidad en la Iglesia. "Muchos dicen estar en la Iglesia", pero "están con un pie dentro y el otro aún no ha entrado". Por eso, el Papa ha aclarado que "para esta gente la Iglesia no es su casa, no la sienten como propia. Para ellos es un alquiler". Al respecto, Francisco menciona tres grupos de cristianos: en el primero están "los que quieren que todos sean iguales en la Iglesia". "Martirizando un poco la lengua italiana", ha bromeado, podremos definirlos los "uniformistas".
Y lo ha explicado así: "los uniformistas. La rigidez. ¡Son rígidos! No tienen esa libertad que da el Espíritu Santo. Y confunden lo que Jesús ha predicado en el Evangelio con su doctrina, la doctrina de la igualdad. Y Jesús nunca ha querido que la Iglesia fuera tan rígida. Y estos, por esta actitud, no entran en la Iglesia. Se dicen cristianos, se dicen católicos, pero su actitud rígida les aleja de la Iglesia".
El segundo grupo del que ha hablado el Pontífice son los "alternativistas", los que tienen siempre una idea propia, "que no quieren que sea como la de la Iglesia, tienen una alternativa". De este grupo, Francisco explica que "yo entro en la Iglesia, pero con esta idea, con esta ideología. Y así su pertenencia a la Iglesia es parcial. También estos tienen un pie fuera de la Iglesia. También para estos la Iglesia no es su casa, no es propia.  Alquilan la Iglesia a un cierto punto. ¡Al principio de la predicación evangélica estaban! Pensemos en los gnósticos, que el apóstol Juan regaña fuerte ¿no? 'Somos... sí, sí...., somos católicos, pero con estas ideas'. Una alternativa. No comparten ese sentir propio de la Iglesia".
A continuación ha pasado al tercer grupo: "los ventajistas". Son aquellos que "se dicen cristianos, pero no entran en el corazón de la Iglesia". Son aquellos que "buscan las ventajas, y van a la Iglesia, pero por ventaja personal y terminan haciendo negocios de la Iglesia". De estos, habla así el Santo Padre: "Los hombres de negocios. ¡Los conocemos bien! Pero desde el principio había. Pensemos en Simón el Mago, pensemos en Anania y Saffira. Estos se aprovechaban de la Iglesia para el propio beneficio. Y les hemos visto en las comunidades parroquiales o diocesanas, en las congregaciones religiosas, algunos benefactores de la Iglesia, muchos, ¡eh! Se pavoneaban de ser benefactores y al final, detrás de la mesa, hacían sus negocios. Y estos, tampoco siente la Iglesia como madre, como propia. Y Jesús dice: '¡No! La Iglesia no es rígida, una, sola: la Iglesia es libre!'"
En Pontífice ha indicado que en la Iglesia "¡hay muchos carismas, hay una gran diversidad de personas y de dones del Espíritu!" El Señor nos dice -recuerda- "si quieres entrar en la Iglesia, que sea por amor" para dar "todo el corazón y no para hacer negocios en tu provecho". Y subraya de nuevo que la Iglesia no es una "casa para alquilar", es "una casa para vivir", "como madre propia".
Por otro lado, Francisco ha reconocido que esto no es fácil, porque "las tentaciones son muchas". Pero, añade, para hacer la unidad en la Iglesia, "la unidad en la diversidad, en la libertad, en la generosidad, solamente es el Espíritu Santo", "esta es su tarea".
Asimismo, ha recordado que el Espíritu Santo hace la armonía en la Iglesia, "la unidad en la Iglesia es armonía". Todos, ha observado, "somos diferentes, no somos iguales, gracias a Dios", sino, "¡sería un infierno!" Pero, recuerda, "todos estamos llamados a la docilidad del Espíritu Santo" y precisamente esta docilidad "es la virtud que nos salvará del ser rígidos, del ser 'alternativistas' y del ser 'ventajistas' u hombres de negocios en la Iglesia: la docilidad del Espíritu Santo". Y es precisamente "esta docilidad que transforma la Iglesia de una casa en alquiler en una casa propia".
Para finalizar la homilía, el Santo Padre ha pedido que "el Señor nos envíe el Espíritu Santo y que haga esta armonía en nuestras comunidades -comunidades parroquiales, diocesanas, comunidades de los movimientos- que sea el Espíritu quien haga esta armonía, porque como decía un Padre de la Iglesia: el Espíritu, Él mismo es la armonía".

miércoles, 4 de junio de 2014

Noticia extraída de la web Religión en Libertad
Desde 2008, los obispos dan un cheque extra anual a Cáritas contra la crisis: este año, 6 millones

La Conferencia Episcopal Española (CEE) entregó este lunes a Cáritas una ayuda de seis millones de euros que serán destinados a proyectos de ayuda a las personas que sufren las consecuencias de la crisis económica.

El anuncio se hizo durante la presentación del mensaje de la Comisión Episcopal de Pastoral Social para la festividad del Corpus Christi, día de la Caridad, que tendrá lugar el próximo 22 de junio. 

En el evento participaron el portavoz de la CEE, P. José María Gil Tamayo; el presidente de la Comisión de Pastoral Social, Mons. Juan José Omella y el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río.

Esta aportación de carácter extraordinario se da desde el año 2008 debido a la crisis económica. En estos años, la CEE ha aportado a Cáritas mediante este donativo extraordinario cerca de 26 millones de euros.

El portavoz de la CEE expresó en nombre de todos los Obispos “el reconocimiento a toda la gente que trabaja en Cáritas por esta labor tan necesaria y por ser la presencia de la Iglesia en el mundo de la marginación, de la exclusión para que contribuyamos a superar esta brecha que el Papa denuncia y que es la cultura del descarte que deja de lado a los más pobres y necesitados”.

Por su parte Rafael del Río, presidente de Cáritas España afirmó que “estos fondos se destinarán íntegramente a apoyar los numerosos proyectos contra la crisisque llevan a cabo cada una de las 70 diócesis de España especialmente a la ayuda de emergencia, de vivienda y de búsqueda de empleo”.

Mons. Juan José Omella, que es también Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, afirmó que el mensaje para el Día de la Caridad pretende “abrir los ojos al sufrimiento de los más pobres”, y “a mirar la realidad de nuestro entorno con una mirada de amor, especialmente con los que más sufren”.

“Nos duelen los datos de exclusión social”, expresó. Sin embargo, pidió ver “los rostros detrás de los datos, los nombres y apellidos de cada una de las personas que sufren”, como son los 845 millones de seres humanos que sufren el hambre crónica.

Según monseñor Omella “la causa del hambre en el mundo es la mala distribución de bienes, la falta de solidaridad y justicia, pero también la pérdida de valores en nuestra sociedad”. En ese sentido el Prelado ha pedido un compromiso personal y también institucional para terminar con este problema de la mala distribución de la riqueza.

El Obispo ha propuesto realizar “gestos sencillos y cotidianos de solidaridad ante las necesidades de los hermanos” como “cambiar los hábitos alimentarios evitando el desperdicio de alimentos”, o “rechazar la economía de la exclusión y del descarte que mata”, y en definitiva, “cuando se apuesta por los más débiles, promovemos el desarrollo integral de los pobres y cooperamos para resolver las causas estructurales de la pobreza”.

Según afirmó en el mensaje, “con esta campaña Cáritas quiere ayudarnos a tomar conciencia del gran papel que jugamos cada persona, cada familia, cada comunidad, en este momento de la historia”. Por eso, han subrayado, se trata de “una invitación a construir espacios de vida, de novedad, de justicia, de fraternidad, para restaurar los derechos de todas aquellas personas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad”.